Mini serie-ayunoterapia-¿Para qué sirve el ayuno? Información científica.

Buen día bichitos raros, lo prometido es deuda y hoy les traigo un documento en el que nos dan la información terapéutica del ayuno, nos explican para qué sirve y cómo funciona el cuerpo en cada etapa, cómo reacciona a las diferentes enfermedades y problemas de salud.

Para leer el documento, me lo puedes solicitar en mi correo electrónico adriarecaro25@gmail.com y con gusto te mando el PDF. O puedes buscar en la web con el link

file:///C:/Users/nayeliruiz/Downloads/Dialnet-IndicacionesTerapeuticasDelAyuno-4952943%20(3).pdf

 

Pero…

No me quiero ir sin antes dejarles algunos extractos del documento que más llamaron mi atención, ya que son algunas de las causas por las cuales estoy preparándome para hacer el ayuno de 40 días.

Gastroduodenopatías
Aquí nos movemos en un abanico que va desde la
indicación de tres días de ayuno en casos de gastritis
aguda a la indicación de más días para úlcera gástrica
o duodenal, combinando otras terapias o ayunos con
productos mucilaginosos, protectores de la mucosa
gástrica. Con el ayuno, los jugos gástricos se reducen a
un mínimo, así como los movimientos ondulatorios
del intestino (peristaltismo). Además la flora intestinal
se transforma puesto que las bacterias no reciben alimento
(substrato). La mucosa intestinal se retrae, se interrumpe
el aporte de antígenos y alergenos de alimentos,
así como de sustancias irritantes. En los animales
se observa que existe una tendencia a la retracción de
la superficie intestinal durante el curso del ayuno y algunos
expertos ven en esta capacidad de transformación
de la mucosa un gran potencial terapéutico en caso de
colitis y otras enfermedades del tracto digestivo.
La posición en reposo del tracto gastrointestinal,
o pausa antigénica (sobre todo la reducción de la producción
de ácido gástrico), regenera la gastritis y disminuye
los ardores de estómago.

El ayuno normaliza la flora intestinal y, por eso, mejora
la inmunidad. La consecuencia puede ser tanto una
disminución del cansancio crónico como un alivio de los
trastornos inflamatorios. El ayuno representa unas vacaciones
para el tracto gastrointestinal y el sistema inmunitario,
constatándose algunos resultados en la enfermedad
inflamatoria del intestino. En un estudio de cohortes
durante un ayuno de Ramadán se vio que el ayuno les
sentaba muy bien a los pacientes que lo realizaron (47),
observándose también mejoría en el colon irritable.

Problemas oculares
En problemas oculares, los ratones envejecidos
sometidos ayuno y restricción calórica mejoraron presión
ocular y vascularización de la retina (49).
Alteraciones nerviosas
El ayuno está recomendado en depresiones o
procesos psicológicos en los que exista capacidad
para decidir el ayuno, así en como trastornos mentales
de carácter no psicótico. En pacientes con arterioesclerosis
cerebral, hipertensión esencial, ciclotimia y
reacciones neuróticas prolongadas, la terapia de
ayuno se puede manejar con satisfacción, siempre
que sea voluntaria, consiguiendo mejorías (54). También
en estados hipocondriacos.
Trastornos afectivos y de
impacto en el estado de ánimo.
La mejora del estado de ánimo durante el ayuno
puede representar un mecanismo adaptativo ideal
para mejorar la supervivencia y la búsqueda de alimentos.
Por lo tanto, el cuerpo humano puede ser
programado para hacer de un modo más eficaz frente
a la hambruna que con la sobrealimentación. La mejora
del estado de ánimo que se produce durante
estos primeros días de ayuno podría ser una consecuencia
directa de esta activación. En los estudios
clínicos, el ayuno se acompaña con frecuencia de una
mayor vigilancia, de mejora del estado de ánimo, de
sensación subjetiva de bienestar e incluso de sensación
de euforia (65). La experiencia del ayuno y la
renuncia voluntaria de la ingesta de alimentos pueden
apoyar la motivación para el cambio de estilo de vida.
La mayoría de los ayunantes experimentan claridad
de la mente, tienen la sensación de dejar ir las acciones
y experiencias pasadas (66), y, por tanto, pueden
desarrollar una actitud más positiva hacia el futuro.
La respuesta neuroendocrina inducida por el ayuno
puede apoyar la motivación para el cambio de comportamiento
(67).
Las migrañas o cefaleas hemicráneas son desencadenadas
a menudo en la iniciación del ayuno (68)
o en periodos más largos como el ayuno del Ramadán
(69). Una buena hidratación durante el ayuno
(pequeñas tomas de zumos o caldos —cuidando no
tomar los días anteriores medicación o cafeína—)
puede ayudar a que no se desaten las crisis agudas
y a modificar los estados crónicos de repetición de
jaquecas.
Alargamiento de la vida
También se ha relacionado el ayuno y las dietas hipocalóricas
con el alargamiento de la vida, sobre todo
en animales (82).
El efecto de la restricción calórica sobre la protección
neuronal en el envejecimiento se suma a los
posibles beneficios derivados de disminuir la ingesta
calórica. Diversos ensayos han revelado que las dietas
con entre un 30% y un 50% menos de calorías elevan
la vida en ratas. Un trabajo publicado en Nature, desarrollado
en Massachusetts, indica que la esperanza
de vida se puede aumentar en la Saccharomyces
cerevisiae limitando la ingesta calórica o reduciendo
la actividad de la cinasa dependiente de AMP cíclico
sensible a la glucosa. Dicho trabajo muestra que la
restricción calórica se acompaña de un aumento en la
respiración y en el consumo de oxígeno.

 

El ayuno es un regalo de la naturaleza, es la manera mas sencilla de curar el cuerpo y de mejorarlo, lo único que cuesta es la fuerza de voluntad.

 

Con Amor, Adri. 


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s